Análisis de Death Stranding: Director’s Cut

Fecha

ANALISIS DEATH STRANDING DIRECTOR’S CUT PARA PC

Hideo Kojima es un genio. De lo contrario, no habría construido de la nada un género como el de espionaje con la saga Metal Gear. Probablemente, Death Stranding no alcanza tal nivel de maestría, pues es complicado superar aquello que roza la perfección. Dicho esto, la aventura de Sam Porter Bridges fue y es una obra maestra capaz de trazar nuevos caminos para la industria.

Este excelente material de partida se vio reforzado con la llegada de Death Stranding: Director’s Cut a PS5. Por suerte para los poseedores de un PC, esta “versión extendida” ya puede ser jugada por ellos. ¿Quieres saber lo que vas a encontrarte si te haces con ella? Sigue leyendo.

MÁS RAZONES PARA RECONECTAR LA SOCIEDAD

 

La obra de Kojima presenta un mundo fracturado en el que resulta vital crear puentes (metafóricos y literales) entre los seres humanos para frenar a las fuerzas violentas que quieren aprovechar la caótica situación. Sin duda, asusta lo profético que fue este título, teniendo en cuenta la nefasta situación global actual, donde la enfermedad y la guerra han acelerado las fuerzas destructivas de la muerte y la soledad.

En este sentido, la trama sigue siendo la misma, con esa querencia por lo cinematográfico tan propia del creador japonés. Dicho esto, se han añadido nuevas misiones que dan lugar a una historia secundaria desarrollada en un campamento dominado por las Mulas, quienes continúan con su adicción a robar cargas ajenas, incluida la nuestra.

Concretamente, se trata de una base subterránea con puertas blindadas que se van abriendo a medida que la historia principal avanza. De esta manera, resulta necesario regresar a este lugar varias veces para descubrir todo lo que esconde. Esto podría incomodar a quienes prefieran jugar esta parte con una mayor continuidad.

Ahora bien, esta expansión proporciona una notable cantidad de nuevas misiones principales y estándar, así como nuevas zonas para visitar, por lo que, si entras en la original propuesta de Death Stranding, no hay tiempo para aburrirse. A fin de cuentas, la magia del juego está en recorrer sus espectaculares paisajes para entregar la carga donde sea necesario, cueste lo que cueste.

TODA AYUDA ES BUENA

Al completar estas misiones, desbloqueamos armas y herramientas que podemos usar para facilitar la realización de nuestras tareas. Una de estas armas es el Cañón Máser, con la cual lanzamos una especie de descarga eléctrica a nuestros enemigos para dejarlos inconscientes.

Sin duda, esta arma puede ser especialmente útil; sobre todo, teniendo en cuenta los inconvenientes de matar a un ser humano en este universo (cuantos menos Entes Varados contribuyamos a crear, mejor). Sin embargo, personalmente, me sigo quedando con la inigualable eficacia del arma de bolas. Cuestión de gustos.

Mayor predilección he sentido por el exoesqueleto de apoyo. Te permite llevar más carga, te proporciona una mayor estabilidad e incluso te da la posibilidad de desplazarte a gran velocidad. Además, su energía se regenera gracias al sol o los puntos de carga. En definitiva, se trata de una ayuda muy valiosa.

Por otro lado, podemos fabricar con el CQP nuevas estructuras capaces de superar aquellos obstáculos que la Naturaleza pone en nuestro camino. Entre ellas, encontramos el puente quiral, cuya longitud es más extensa que la del puente metálico. Eso sí, lo más llamativo es que solo puede ser usado por Sam, de manera que se revela como un interesante aliado para dejar atrás a aquellos Mulas que nos puedan estar siguiendo. Eso sí, el puente quiral se queda sin efecto con la nieve y la lluvia, por lo que mejor te buscas otra estrategia en estos casos.

Asimismo, contamos con una catapulta que puede lanzar los paquetes a un lugar seleccionado (con un paracaídas, claro está). En ciertos contextos, constituye un importante alivio; por ejemplo, con cargas pesadas, terrenos difíciles o abundante presencia de Entes Varados.

Por su parte, se han introducido unas rampas que, aunque teóricamente pueden ser usadas incluso a pie, te pide que lleves una moto para salir disparado gracias a los cristales quirales. Incluso puedes hacer piruetas. Por mi forma de jugar, estas rampas no me han sido de gran utilidad, pero las llamativas estampas a las que dan lugar son incuestionables.

También contamos ahora con un robot compañero que va a nuestro lado y puede cargar con algunas de las piezas que llevamos. Hasta podemos subirnos sobre él para que nos lleve, aunque la puntuación que nos den tras realizar el envío será menor. En mi caso, se trata de una herramienta que no me interesa tanto porque considero que limita demasiado la dificultad de los retos que busco cuando juego a Death Stranding.

En este punto, me gustaría precisar que todas estas ayudas introducidas me parecen estupendas, con independencia de que las use más o menos. Al igual que en Elden Ring, se trata de elementos que hacen que el juego sea más inclusivo, mostrándose más abierto a diversos tipos de jugadores. Quien quiera dejarse la piel, sigue siendo libre de hacerlo. Quien desee o necesite otro tipo de experiencia, la puede disfrutar gracias a estos añadidos.

SIEMPRE ES BUEN MOMENTO PARA UNAS CARRERAS

Death Stranding: Director’s Cut introduce a su vez el campo de entrenamiento. Está disponible en cualquier base que nos permita descansar. Por un lado, nos facilita un campo de tiro con dianas donde podemos probar las distintas armas. Por otro lado, disponemos de una serie de misiones en las que debemos acabar en un tiempo determinado con dianas, Mulas, terroristas, Entes Varados o medusas utilizando unas armas determinadas.

Recuerdan a las míticas VR Misiones Especiales de Metal Gear Solid. Tienen su aquel y puedes pasar un buen rato gracias a ellas. Además, puedes comparar las puntuaciones que recibas con las de otros usuarios de todo el mundo, de manera que accedes a una tabla clasificatoria que indica quiénes han alcanzado las mayores cotas de excelencia.

Si quieres enfrentarte a los jefes finales que ya hayas derrotado, tienes la oportunidad de hacerlo a través de unas figuras presentes en la sala de descanso. En estas batallas, comienzas sin armas ni objetos, de manera que tienes que buscarlos por el escenario. De nuevo, se trata de retos interesantes que permiten alargar la vida del juego. También se da la oportunidad en este caso de medir puntuaciones con otros jugadores.

Por último, llegado cierto momento, podemos construir un circuito de carreras. Obviamente, esto no es ‘Gran Turismo’. No obstante, echar carreras y comparar tiempos con otros usuarios es un pasatiempo simpático, de modo que puede resultar refrescante si estás cansado de llevar paquetes de un lado para otro.

RENDIMIENTO

Por diversas circunstancias, he jugado en un PC con unas capacidades limitadas. Sin embargo, he disfrutado de una fluidez sorprendente y un acabado gráfico más que decente. Esto habla muy bien del trabajo de optimización que se ha llevado a cabo con Death Stranding: Director’s Cut.

Puntos positivos:

  • Se trata de una estupenda oportunidad de regresar a la genial obra de Kojima.
  • Sus nuevas armas, herramientas y estructuras enriquecen la experiencia de juego.
  • El campo de entrenamiento y el circuito de carreras son simpáticos añadidos.

Puntos negativos:

  • Las misiones añadidas podrían haber contado con una mayor variedad.
  • Ciertas armas y herramientas quedan deslucidas frente a otras.
  • Pese al campo de entrenamiento y el circuito, Death Stranding sigue sin tener las mecánicas de disparo y conducción entre sus puntos fuertes.

Hemos realizado este análisis gracias a un código facilitado por 505 Games para Steam.

PUNTUACIÓN

Jugabilidad
9,5
Sonido
8,5
Innovación
10
Gráficos
9

CONCLUSIÓN

Death Stranding: Director’s Cut merece la pena. Sus nuevas misiones te dan la oportunidad de seguir exprimiendo esa excelente jugabilidad que la buena gente de Kojima Productions diseñó para la ocasión; sus nuevas armas, herramientas y estructuras amplían y enriquecen las posibilidades de afrontar los distintos retos planteados por el juego; el campo de entrenamiento, la oportunidad de volver a luchar contra jefes finales y el circuito de carreras alargan la vida del juego ofreciendo una diversión más desenfadada. Todo esto con un rendimiento en PC impecable. Death Stranding es una buena maestra. Esta “versión del director” es la guinda que le faltaba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Crítica de The Innocents

CRITICA THE INNOCENTS - ESKILL VOGT ¿QUIÉN SON LOS...

Análisis The Legend of Heroes: Trails from Zero

ANÁLISIS TRAILS FROM ZERO - THE LEGEND OF HEROES Tras...

Análisis de Serial Cleaners

SERIAL CLEANERS ANALISIS Nos toca hoy analizar Serial Cleaners, la...

Análisis de SD Gundam Battle Alliance

ANALISIS SD GUNDAM BATTLE ALLIANCE Seguro que muchos de vosotros...
Death Stranding: Director’s Cut merece la pena. Sus nuevas misiones te dan la oportunidad de seguir exprimiendo esa excelente jugabilidad que la buena gente de Kojima Productions diseñó para la ocasión; sus nuevas armas, herramientas y estructuras amplían y enriquecen las posibilidades de afrontar los distintos retos planteados por el juego; el campo de entrenamiento, la oportunidad de volver a luchar contra jefes finales y el circuito de carreras alargan la vida del juego ofreciendo una diversión más desenfadada. Todo esto con un rendimiento en PC impecable. Death Stranding es una buena maestra. Esta “versión del director” es la guinda que le faltaba.Análisis de Death Stranding: Director's Cut
X