¿Pueden los videojuegos transmitir memoria colectiva?

Fecha

¿Pueden los videojuegos transmitir al usuario memoria colectiva?

Imagina tu día a día: te levantas temprano, vas a trabajar, comes y luego afrontas el turno de tarde. Con suerte, encuentras tiempo para algún tipo de entrenamiento físico o clases extraescolares. Las tardes de primavera parecen interminables, finalmente llega el momento de regresar a casa. Cenas pronto y, de repente son las 21:30 ¿Qué haces hasta que te duermes? Para muchos, la respuesta es simple: jugar.

Pero a veces, después de un día agotador, lo que realmente queremos es algo rápido y sencillo. Una run al Hades, Doom o cualquier otro título de eSports para decirle a tu equipo lo malos que son puede ser la solución perfecta para desahogarnos y desconectar antes de dormir.

Hades

Sin embargo, al día siguiente, la rutina nos atrapa de nuevo, y caemos en la monotonía. No todos los días nos apetece sumergirnos en un juego complejo. A veces, lo único que necesitamos es relajarnos con el último libro piscina/playa mientras nos tumbamos en el sofá y dejamos que nuestra mente vague libremente. Somos seres intelectuales, nos gustan las narrativas densas, pero también sabemos cuando necesitamos un descanso de ellas.

No hay nada de malo en disfrutar de una lectura ligera o de una tarde de ocio sin preocupaciones. Cada persona es única, y nuestras preferencias pueden variar según el momento y el estado de ánimo. Tal vez en algún momento del fin de semana decidamos dedicarle unas horas a un videojuego más denso para ampliar nuestros horizontes y descubrir nuevas perspectivas.

Memoria colectiva

Recuerdo cuando empecé a jugar a Kentucky Route Zero. Aunque al principio no sabía qué esperar, pronto descubrí que me transmitía algo especial, algo que ampliaba el abanico de mi cerebro. Y es que los videojuegos tienen el poder de enseñarnos y hacer que veamos el mundo de manera diferente.

Además, los mundos virtuales están llenos de detalles que enriquecen nuestra experiencia. Paratextos como diarios, grabaciones, cartas, inscripciones en tumbas, etc. Estos elementos adicionales nos ayudan a comprender mejor la historia y el contexto del juego. Dependiendo de nuestra curiosidad y del mundo ludoficcional, estos detalles pueden ser más o menos interesantes. Pero si practicamos lo que ya se conoce como Slow Gaming, es posible que queramos absorber toda la información posible sobre la historia del mismo. No podemos comprender la política y la sociedad totalitarista en Signalis sin ver los paratextos que me ofrece el título, por ejemplo.

Los cementerios repletos de tumbas de los desarrolladores, como en Sea of Stars o Kentucky Route Zero, ¿serán una especie de indirecta por el tiempo dedicado y por el Crunch que tuvieron que hacer, dejándolos exhaustos solo con ganas de introducirse bajo una lápida?

Más allá de las bromas de los desarrolladores, también podemos comprender eventos o injusticias que ocurrieron en el mundo y que merecen ser transmitidas, aunque la mayoría los encontramos en videojuegos sobre memoria colectiva. En ellos se narran testimonios de genocidios y atrocidades que pretenden ser transmitidos a la sociedad actual con el fin de que no se olviden esos acontecimientos.

Disco Elysium

Tipos de memoria colectiva

Memoria colectiva real o ficticia, me lo acabo de inventar, pero suena bien. En This War of Mine nos sumerge en el punto de vista de los civiles durante el asedio de Sarajevo en la guerra de los Balcanes. En 13 Rosas de Casilda de Zulueta, se narra el asesinato de trece mujeres españolas al finalizar la Guerra Civil en 1939. Estos son solo algunos ejemplos de cómo los videojuegos pueden transmitir memorias al presente, recordándonos que las injusticias del pasado pueden repetirse si no aprendemos de ellas.

Me parece fascinante que no solo las películas y los libros puedan contarnos memorias sobre un hecho que en la mayoría de los libros de texto con rigor histórico se le olviden o le dediquen un mísero párrafo al final de cada capítulo. Aprendiendo sobre estos eventos, ganamos +2 de empatía y +3 de comprensión como si de un RPG se tratase.

Pero, ¿qué hay de la memoria colectiva ficticia? ¿Podemos sentir apego a identidades virtuales que hayan sufrido injusticias en mundos de ficción? En mi opinión, por supuesto. En Kentucky Route Zero se nos muestra un monumento a mineros fallecidos en un desprendimiento de una mina, debido a condiciones deplorables impuestas por el monopolio que gobierna ese mundo. En Disco Elysium, con sus innumerables diálogos ¿De verdad creéis que los desarrolladores no buscan despertar un sentimiento revolucionario acorde con la narrativa del videojuego?

Kentucky Route Zero

Estos eventos traumáticos, ya sean ficticios o basados en la realidad, buscan generar malestar e incomodidad en el jugador, para que ocupen un lugar en nuestra memoria colectiva y no sean olvidados. Los lugares de memoria y paratextos tienen un propósito claro: recordarnos que debemos aprender del pasado para construir un futuro mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis Sand Land

Análisis Sand Land Estamos en un año tristemente marcado por...

Impresiones de la Monster Hunter Stories Collection para PlayStation 4

IMPRESIONES MH STORIES COLLECTION PS4 - UNA AVENTURA ÉPICA Monster...

Análisis del ROG Raikiri Pro para Xbox Series

ANÁLISIS ROG RAIKIRI PRO - UNA APUESTA SUPERIOR Hace unos...

Crítica de Las variaciones Grimm de Netflix

CRÍTICA LAS VARIACIONES GRIMM - ES HORA DE ROMPER...