‘The Last of Us’ (1×05): la desolación se abre paso entre juguetes e infectados

Fecha

THE LAST OF US EPISODIO 5 – CRITICA

El cuarto episodio (aquí tienes la crítica de la compañera Laura Carnicer) devolvió la vista a Joel (Pedro Pascal) y Ellie (Bella Ramsey) tras narrar la historia de Bill (Nick Offerman) y Frank (Murray Bartlett) en el tercero (aquí tienes mi crítica). Ahora, es el momento de acercarse a la huida de Kansas City junto a Henry (Lamar Johnson) y Sam (Keivonn Woodard). Es la hora de enfrentarse a unos minutos desoladores y violentos.

La revolución

A partir de aquí, habrá spoilers del episodio 5 de la temporada 1 de ‘The Last of Us’.

Henry y Sam aparecieron en el final del tercer episodio. En este caso, sirven de ancla para mostrar la letal revolución liderada por Kathleen (Melanie Lynskey) que derrocó a FEDRA en la ciudad. Un montaje preciso transmite los rasgos de este proceso antes de que la historia se centre en los hermanos.

Son instantes visualmente oscuros y opresivos, dominados por interiores claustrofóbicos; especialmente, el escondite situado en un ático. Pronto, aparece la “pizarra mágica” con la que Sam, que padece sordera, se comunica. Desde el punto de vista de la dirección de arte, usar este objeto se revela como una inteligente decisión, pues en el contexto de la serie no deben de abundar los lápices y los cuadernos. Además, constituye una manera de aportar aristas al personaje, así como a la dinámica conversacional con su hermano, lo que permite diferenciar esta relación de la que Joel mantiene con Ellie (una de las preocupaciones de Craig Mazin, guionista y showrunner, según lo dicho por él en el podcast oficial de la serie).

Por otro lado, Sam está interpretado por Keivonn Woodard, quien es sordo en la vida real. Esta circunstancia aporta representatividad a la producción (aquí puedes ver los lazos que el chaval creó con el equipo), así como un carácter único a la interpretación. Dicho esto, la naturalidad y solidez de Woodard es sorprendente, teniendo en cuenta su juventud y que no es un actor profesional.

El encuentro

Henry y Sam se encuentran con Joel y Ellie. La oscuridad envuelve esta reunión de fugitivos. La tensión inicial da paso a una calma no exenta de sospechas. Entre los adultos, claro, pues Ellie no deja de ser una niña y demuestra una conexión inmediata con Sam. Por desgracia para ella, esta es la semilla del desgarro emocional que experimentará más adelante.

Tras la noche, regresa la luz en sentido literal y metafórico, pues Henry desvela sus planes a Joel: ir por los túneles para escapar de Kansas. Joel tiene dudas y pocas ganas de colaborar con un chivato, pero acepta. A fin de cuentas, no dispone de alternativas para poder seguir su camino.

Los túneles

The Last of Us Episodio 5

La penumbra dominante en el episodio regresa con la llegada a los túneles. Las linternas de los personajes generan luces verdosas y amarillentas que potencian la sensación de peligro en el espectador (más aún si ha jugado esta fase en el videojuego). Sin embargo, es un cebo. Incluso las transiciones mediante encadenados (una imagen desaparece progresivamente mientras la siguiente aparece), poco frecuentes en esta serie, demuestran que es momento de paso, pues lo verdaderamente relevante se encuentra más adelante.

Así, los supervivientes llegan al refugio con el cuarto de juegos para niños. El dibujo de un tal Ish resuena entre los videojugadores, pues se trata de un personaje cuya historia se desplegaba mediante documentos y narratividad espacial. Una historia desoladora, todo sea dicho.

Resulta comprensible la decepción de aquellos que esperaban ver plasmados estos hechos. No obstante, es posible que los creadores hayan tomado la mejor decisión posible. Todas las piezas de información de este episodio cumplen una función. Concretamente, esta parada muestra que Joel redime a Henry, cuyo pasado queda expuesto y explica la obsesión que Kathleen tiene con él. No hubiera tenido sentido sacrificar este momento para mostrar lo sucedido con Ish y su grupo.

En cuanto a la escena de Kathleen en el cuarto de su infancia, cae en el terreno de la sobreexplicación forzada. No es un defecto que baje ostensiblemente la calidad general del episodio, pero se trata de los minutos menos logrados de este. Aún así, ayuda a consolidar la motivación del personaje y explica por qué fue seguida por el resto de revolucionarios, pues fue capaz de conseguir (con métodos brutales) lo que su hermano jamás pudo.

El francotirador

The Last of Us Episodio 5

El siguiente hito destacable sucede cuando Joel, Ellie, Henry y Sam se topan con el francotirador, uno de los momentos más recordados del videojuego. Sin embargo, allí primaba la acción. Por el contrario, quien dispara en la serie no parece contar con muy buena puntería

Joel alcanza con relativa facilidad el lugar donde está apostado el tirador. Se trata de un señor mayor cuyos ojos indican que no está donde debería. Es una figura triste que ha vivido demasiado. De esta manera, la acción de la obra original se sustituye por una pesadumbre coherente con el resto de la temporada.

La mirada de Joel muestra un honesto rechazo hacia lo que está a punto de suceder (se podría escribir un artículo entero sobre la capacidad expresiva de los ojos de Pedro Pascal). El anciano apunta a Joel para que este le dispare. Entonces, el walkie-talkie del francotirador revela que lo peor está por llegar.

Kathleen irrumpe con un auténtico ejército compuesto por vehículos pesados y personas armadas. Las luces de los camiones se infiltran en la noche cerrada y extienden un halo amenazante sobre el escenario. Joel acierta con el rifle francotirador en uno de los conductores, lo que lleva posteriormente a la explosión del blindado tras un derrame de gasolina.

En este sentido, las llamas generan calidez en la fotografía. Anteriormente, ‘The Last of Us’ había usado tonos cálidos para transmitir amor o intimidad (el tercer episodio destaca por esto), pero también para acompañar situaciones violentas o cargadas de conflicto (el ataque al hogar de Bill y Frank, sin ir más lejos). En este caso, la escena apuesta por la segunda opción.

Los infectados

The Last of Us Episodio 5

Más adelante, Kathleen está a punto de matar a Henry. Eso sí, la situación salta antes por los aires, pues surge un nido de infectados del suelo para desatar el caos. La salida de estos entre las llamas remite a una imagen casi infernal. El diseño sonoro intensifica el impacto de esta aparición con un breve momento de silencio que precede al estallido de sonidos grotescos proferidos por las criaturas.

Cabe decir que la millonaria inversión realizada por HBO luce en pantalla durante este ataque. De este modo, el espectador asiste ante una equilibrada combinación de efectos prácticos (especialistas con prótesis) y VFX, destacando la labor en esta última vertiente de Wētā FX, compañía que ya demostró su buen hacer en obras como ‘Avatar: El sentido del agua‘, la reciente trilogía de ‘El planeta de los simios‘ o ‘El señor de los anillos‘.

Así, estos monstruos pueden mostrarse realistas, mientras que los efectos visuales aportan fluidez y llegan donde las prótesis no pueden. Como consecuencia, este escena impresiona y puede apostarse a que no va a envejecer mal con el paso de los años.

Qué decir del hinchado. Recrea fielmente la versión del videojuego y su surgimiento desde el suelo apunta a convertirse en una de las imágenes icónicas de la temporada televisiva. Transmite fuerza y terror a cada imagen en la que aparece y su modo de matar a Perry (Jeffrey Pierce) es un guiño a los videojugadores que se agradece.

Por su parte, el hecho de que Joel acompañe la trayectoria de Ellie derribando enemigos da una idea de que la complicidad entre ellos ha alcanzado una cota destacable. Es más, casi pueden comunicarse a distancia con simples miradas.

Tras la muerte de Kathleen provocada por la niña chasqueadora (otro estimulante descubrimiento de la serie), los supervivientes escapan. Una arriesgada decisión de montaje corta bruscamente la ruidosa carnicería provocada por los infectados para pasar al silencioso oasis que han encontrado los personajes en un hotel abandonado. Esto incrementa la sensación de que se ha dejado atrás una locura y transmite seguridad en el espectador para que baje la guardia antes del bofetón que se va a llegar en este tramo final.

La promesa incumplida

The Last of Us Episodio 5

En este refugio temporal, la penumbra se enfrenta a fuentes de luz cálida. Según los estándares de la serie, se puede prever la sucesión de conversaciones íntimas y confesiones. Joel dice a Henry que es más fácil lidiar con el caos y la violencia cuando eres niño, ya que nadie depende de ti.

No obstante, Ellie va a refutar la primera parte de esta afirmación. Sí, es una niña, pero establece una dinámica protectora con Sam. Los momentos que ambos comparten en la habitación son un prodigio desde el punto de vista del guion. Aparece la Ellie fuerte que transmite seguridad al aterrado Sam, pero también la joven ingenua que confía en curar su infección restregando su sangre contra el mordisco.

A partir de aquí, llegan momentos duros. Ellie no puede cumplir ninguna de sus promesas. No es capaz de aguantar despierta toda la noche y, lo que es peor, no puede salvar a Sam. El niño, ya convertido, no puede oír a Ellie. No resulta descabellado pensar que es una cruel respuesta a la pregunta que hizo la noche anterior: “Si te conviertes en monstruo, ¿sigues estando tú dentro?”.

Tras el ataque de Sam a Ellie, los creadores tienen la sensibilidad necesaria para compatibilizar la crudeza y la elegancia a través de los planos elegidos, el montaje y los actores. De esta manera, Lamar Johnson alcanza el momento culmen de su interpretación al encarnar desde las vísceras a un ser humano que ha perdido el ancla que lo unía a la realidad. La sangre derramada de Sam es un sutil y atronador recuerdo de que el peor escenario posible para una figura paterna se ha cumplido. Finalmente, su suicidio fuera de plano pone el foco donde la narración más lo necesita: en las lágrimas de una Ellie cuya inocencia se está marchando para nunca volver.

El día después

La pareja protagonista entierra los cuerpos de sus antiguos aliados. Cuando Tess murió, Joel reemprendió el camino sin mirar atrás. Esta vez, es Ellie quien, tras expresar su culpa en la tumba de Sam, lleva la iniciativa. No obstante, ahora ninguno de los dos puede (ni quiere) ir solo. Por ello, la imagen final cierra con las siluetas de ambos. Joel está dispuesto a todo para no perder a otra hija. Ellie necesita encontrar un sentido a su situación.

Acaba así un episodio que cierra una etapa y pone a los personajes en un punto de no retorno. Solo queda resistir y sobrevivir.

Sigue todas las novedades sobre ‘The Last of Us’ en nuestra web.

 

PUNTUACIÓN

Guion
9.5
Fotografía
9
Sonido
8.5
Interpretaciones
9.5
Originalidad
8.5

CONCLUSIÓN

'The Last of Us' impacta con una estupenda química entre personajes, unos infectados desatados y un sobrecogedor final que define inexorablemente el carácter de los personajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis Suicide Squad: Kill the Justice League, un juego que por fin le hace justicia

ANÁLISIS SUICIDE SQUAD KILL THE JUSTICE LEAGUE - ROCKSTEADY...

Critica de Kimetsu no Yaiba: Rumbo al entrenamiento de los Pilares

KIMETSU NO YAIBA RUMBO AL ENTRENAMIENTO DE LOS PILARES...

Berlín confirma que tendrá segunda temporada

Berlín Temporada 2 confirmada Netflix ha anunciado que Berlín contará...

Critica de Secretos de un escándalo

SECRETOS DE UN ESCANDALO CRITICA: IMPULSO DE UNA IDENTIDAD El...
'The Last of Us' impacta con una estupenda química entre personajes, unos infectados desatados y un sobrecogedor final que define inexorablemente el carácter de los personajes.'The Last of Us' (1x05): la desolación se abre paso entre juguetes e infectados