Análisis de Adore

Fecha

ANÁLISIS ADORE

Hoy os traemos el análisis del nuevo juego de Cadabra Games, un estudio indie brasileño que debuta con este juego y, como suele ser habitual, nos propone una curiosa mezcla de géneros. Que pasaría si mezclamos Diablo y Pokemon? Pues eso es lo que os contaremos si seguís leyendo nuestro análisis.

El juego se lanzó en PC en formato de early acces en febrero de 2020 y el pasado 3 de agosto se lanzó la versión definitiva (la 1.0, vaya) tanto en consolas como en PC

HISTORIA

Draknar, el Dios de las criaturas, ha muerto y una maldición se está extendiendo, tomando el control de todas sus criaturas que habitan en Gaterdrik. Pero la última chispa es la llama que se siente sobre Lukha, un aprendiz de los adoradores y la última esperanza de Draknar.

Así pues, seremos nosotros quien jugamos el papel de Lukha y toda esa responsabilidad caerá sobre nuestras espaldas. A partir de esta introducción, la historia se desarrolla a través de escenas narradas apoyadas en un cómi

/libro sobre el que iremos sabiendo más de la historia entre misión y misión.
En definitiva, no estamos ante una historia reveladora pero si que se sigue con atención y que hace que lo dispuesto sea, cuanto menos, interesante.

Se explica de manera muy bella y estéticamente brillante

JUGABILIDAD

Es aqui donde el lector se preguntará como funciona esa curiosa mezcla de ARPG «tipo Diablo» y unas mecánicas de juegos de recolección de monstruos «a lo Pokemon». Pues bien, ya os anticipo que la loca idea del estudio brasileño resulta en un buen sistema de juego que entretiene pero a la vez puede frustrar a más de uno.

Para empezar, tenemos una aldea que sirve de hub central en la que los NPC’s nos irán encargando misiones con las que avanzaremos en la trama. Hablamos de niveles generados proceduralmente y que, aunque parecidos, no habrá dos iguales.

Y una vez estemos en el nivel, pues tocará batallar. Empezaremos con tan solo una criatura pero podremos «invocar» hasta a 4 siempre que nuestro maná nos lo permita.

Cada criatura tiene su propia barra de vida pero, en caso de llegar a 0, dicha criatura no morirá sino que se «teletransportará» a la aldea donde se regenerará, eso si, impidiendo jugar con esa criatura hasta que sane del todo.

También, cuando la salud de nuestras criaturas se agote, eso hará que todo el daño que ellos reciban haga que la nuestra empiece a bajar. Así pues, aunque parece que no nos afecta, deberemos elegir sabiamente las criaturas y tener algo de estrategia si no queremos morir en el intento.

Pero moriremos, y en varias ocasiones. Y como si de un Dark Souls se tratara, cuando muramos perderemos el dinero y el equipo en el escenario, y tan sólo tendremos una oportunidad de ir a recogerlo ahí donde caímos.

Respecto al combate en sí, es muy hack’n’slash y realmente no necesita de gran aprendizaje. Eso sí, la parte más estratégica si que requerirá de lago más de práctica.

Para empezar, esta parte más estratégica viene dado por el hecho de que, además de poder subir niveles y tener un mini árbol de habilidades, nuestra criaturas podrán usar su «sinergia» entre dos de ellas, cosa que dará lugar a nuevas habilidades en el campo de batalla. Se trata de un toque diferente y que añade algo de profundidad para evitar la simplicidad en su sistema de combate, aderezado también con el hecho de haber «superataques» de las criaturas si llenamos su correspondiente barra para poder ejecutarlos.

Aunque la mayor parte del tiempo combatiremos contra criaturas normales, si que sufriremos contra los bosses o si queremos atrapar a criaturas legendarias. Para hacer esto último, deberemos, una vez iniciado el proceso de captura, mantenernos en el área de efecto de dicha criatura mientras ésta se rellena, una vez rellenada ese área de efecto, la criatura será nuestra

En definitiva, estamos ante un sistema de combate que se siente muy fluido pero que en ocasiones nos requerirá «grindear» ya que en el juego hay picos de dificultad elevada. Y si a eso le añadimos que habrá pocos ítems para recuperar salud pues puede frustrar a más de un jugador.

Pero tendremos también la opción de poder, a través de pergaminos, jugar nuevas misiones o misiones secundarias en las que entra en juego el alto ratio de riesgo/recompensa. Serán misiones difíciles pero que también nos obsequiarán con algo que hará nuestro camino en la historia más sencillo.

Respecto a los tipos de quests, habrá de varios tipos, desde desde activar tótems hasta derrotar enemigos específicos.

Lamentablemente, y en lo tocante a las criaturas, «atrapar» nuevas no será tarea fácil ya que para ello requieres «partículas«, lo que seria el equivalente a las Pokeball, y estas no se pueden comprar. Deberás buscar las en el propio nivel y serán escasas.

También es cierto que podemos capturar criaturas «sin querer» ya que abriendo cofres podremos también recoger algunas.

Hay 3 clases o Tiers de monstruos y cada clase requiere una cantidad variada de partículas.
Para acabar, decir que faltaría algo de contenido ya que, con el paso de las horas, se acaba haciendo algo repetitivo.

VISUAL, RENDIMIENTO Y MÁS

Si veis las imágenes que acompañan al análisis veréis que hablamos de un juego con una colorida paleta de colores, huyendo de todo lo oscuro que nos podría recordar más a Diablo y decantando más la balanza hacia el tono alegre de Pokémon.

La estética que emplea el estudio brasileño está muy elaborada y se nota el amor al detalle en los escenarios, así como los efectos visuales en el desempeño del combate.
Respecto a la música, acompaña bien el combate y los efectos sonoros son adecuados para lo que se ve en pantalla.

El juego viene con subtítulos en español y no hemos visto problemas de rendimiento al ser un juego con requisitos en PC bastante asequibles. Eso sí, algún pequeño fallo gráfico si que hemos visto pero no es nada que rompa la experiencia y seguro que el estudio ya está manos a la obra para pulir esas pequeñas aristas.

CONCLUSIONES

Mezclar Diablo con Pokémon puede resultar extraño, pero la obra del estudio brasileño logra que dicha mezcla que podría ser tan rara acabe en un producto sólido y que entretiene durante varias horas.

Eso si, con picos de dificultad que pueden requerir algo de grindeo, hubiera estado bien algún tipo de recompensa superior en la exploración, así como algo más de contenido ya que se siente algo escaso (cosa que puede acabar en una sensación de repetición)

PUNTOS FUERTES

  • La mezcla sale bien: lo mejor de dos géneros junto
  • Sistema de combate fluido

PUNTOS NEGATIVOS

  • Se siente algo escaso de contenido, cosa que puede acabar convirtiendo el juego en algo repetitivo
  • Algún pico de dificultad que puede requerir algo de grindeo.

Hemos realizado este análisis gracias a una copia cedida por el estudio

PUNTUACIÓN

Jugabilidad
7
Historia
7
Gráficos
8
Rendimiento
8

CONCLUSIÓN

Mezclar Diablo con Pokémon puede resultar extraño, pero la obra del estudio brasileño logra que dicha mezcla que podría ser tan rara acabe en un producto sólido y que entretiene durante varias horas. Eso si, con picos de dificultad que pueden requerir algo de grindeo, hubiera estado bien algún tipo de recompensa superior en la exploración, así como algo más de contenido ya que se siente algo escaso (cosa que puede acabar en una sensación de repetición)
Oscar M. G.
Oscar M. G.
Amante de los videojuegos, de todos!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Preview de Dustborn

PREVIEW DUSTBORN Reconozco que cuando vi Dustborn por primera vez...

Crítica de La invasión

CRÍTICA INVASIÓN - EL DESNUDO DE LAS ALMAS Hace unos...

Análisis de Los Pitufos: Village Party para PlayStation 5

ANÁLISIS LOS PITUFOS VILLAGE PARTY PS5 - RECOMENDADÍSIMO Llevamos ya...

Análisis de F1 24 para PlayStation 5

ANÁLISIS F1 24 PS5 - SIGUE SIENDO EL REY Llevamos...
Mezclar Diablo con Pokémon puede resultar extraño, pero la obra del estudio brasileño logra que dicha mezcla que podría ser tan rara acabe en un producto sólido y que entretiene durante varias horas. Eso si, con picos de dificultad que pueden requerir algo de grindeo, hubiera estado bien algún tipo de recompensa superior en la exploración, así como algo más de contenido ya que se siente algo escaso (cosa que puede acabar en una sensación de repetición)Análisis de Adore