Análisis Suicide Squad: Kill the Justice League, un juego que por fin le hace justicia

Fecha

ANÁLISIS SUICIDE SQUAD KILL THE JUSTICE LEAGUE – ROCKSTEADY STUDIOS CONSIGUE IMPREGNARNOS CON UNA HISTORIA ADICTIVA

El universo de DC siempre ha estado a la sombra de Marvel. Dos colosos que siempre han peleado por ser los favoritos de los niños y los adultos en cuanto a superhéroes se refiere. Con una tendencia en los últimos años ha querer darle más protagonismo a los villanos, DC ha encontrado en su Suicide Squad el grupo perfecto. Con un cuarteto bastante peculiar, Rocksteady Studios ha conseguido llamar la atención de todos los jugadores y, pese a sus múltiples retrasos, ha conseguido lanzar una entrega al nivel de las mejores películas de la franquicia.

Para el que no los conozca, el escuadrón suicida, como se conoce en España, está integrado por Deadshot, Harley Queen, Rey Tiburón y Boomerang. Estos cuatro villanos míticos de los diferentes héroes de DC han sido reclutados para formar un equipo que sea capaz de llevar la misión más importante para el bien de la supervivencia humana. Puede parecer extraño, un grupo de villanos salvando la humanidad pero, el objetivo al que tienen que hacerle frente les llamará la atención. Ni más ni menos que la propia Liga de la Justicia, aquella que está formada por los héroes que los han metido en prisión durante tantos años.

El humor y la seriedad han casado a la perfección para esta aventura

Con un inicio bastante espectacular, conocemos a nuestros cuatro protagonistas: Deadshot, Harley Queen, Rey Tiburón y Boomerang. Estos personajes serán los culpables de las múltiples carcajadas y momentos de tensión que vivamos a lo largo de la aventura, rondando las 16 horas para completar la campaña principal. Con un objetivo claro, matar a la Liga de la Justicia, nuestro antihéroes se ponen manos a la obra para salvar al planeta de las garras de Brainiac. Un villano que ha sido capaz de apoderarse de las mentes de nuestros héroes para posicionarlos en su bando.

Por tanto, a lo largo de la aventura tendremos que ir eliminando uno a uno a todos los héroes que forman la Liga de la Justicia excepto a una, Wonder Woman. Esta es la única que ha conseguido aguantar la persuasión de Brainiac y ahora, lucha para poder traer de vuelta a todos sus compañeros. ¿El problema? Que lo que ha realizado Brainiac sobre ellos solo se puede solucionar con la muerte. Ahí, es donde entran nuestros antihéroes que lo harán encantados, dejando a lo largo de la historia innumerables recaditos para los diferentes héroes.

Pero no estaremos solos en esta lucha, nuestro equipo lo ha formado Waller, la encargada de que nuestro escuadrón consiga la victoria para poder traer de vuelta el mundo tal y como lo conocíamos. Junto a ella llegarán una serie de personajes míticos de las aventuras de DC, desde Hiedra hasta Juguetero, se irán pasando para ofrecernos diferentes habilidades y ventajas que nos hagan la labor mucho más sencilla. Eso sí, cada una de ellas se conseguirán con sus respectivas misiones. En definitiva, Suicide Squad consigue engancharte desde el primer momento y es, en el final, cuando conseguimos descubrir todo lo que nos ofrece el juego.

La movilidad es el principal atractivo de Suicide Squad

Lo primero que llama la atención cuando nos adentramos en el juego es, sin lugar a dudas, la movilidad que tienen todos los personajes. Cada uno de ellos, tendrá una movilidad diferente en relación a los objetos que los hagan característicos. Deadshot utilizará una mochila propulsora para poder moverse y mantenerse por el aire, Harley Queen utilizará un artilugio de Batman para poder ir balanceándose por todo el mapa, Rey Tiburón utilizará su propia fuerza para conseguir superar los diferentes edificios y por último, Boomerang utilizará su boomerang para teletransportarse hasta el lugar en el que se encuentra este último.

Pese a las diferencias, todos se sienten lo suficientemente ágiles como para no discriminar a alguno de ellos por ser excesivamente difícil manejarlo. Aun así, te decantarás rápidamente por uno. En mi caso, no he podido resistirme al uso de la mochila propulsora para poder viajar a lo largo y ancho del mapa. Luego, el combate es algo que sí que se puede notar un cambio drástico entre unos y otros. Aquí dependerá de tus gustos. Todos se sienten lo bastante letales como para no tener problemas pero tu modo de enfrentar las cosas determinará el uso de uno u otro personaje.

Si eres un jugador al que le gusta mantener la distancia y utilizar la eliminación por sorpresa, te decantarás por Deadshot. Si eres un jugador al que le gusta entrar y salir del combate constantemente, utilizarás a Harley Queen. En cambio, si eres un jugador al que le gusta estar en el frente de batalla todo el tiempo, Rey Tiburón es tu personaje. Por último, si lo que quieres es ser devastador en el combate cercano, tendrás la oportunidad de disfrutar de tu estilo con Boomerang y su escopeta. Eso sí, todos tienen las mismas opciones de letalidad, por lo que no habrá alguno que pueda hacer más daño que otro.

Y si todavía queremos rizar un poco más el rizo, tenemos que decirte que no todos los personajes tienen una única manera de jugarse. Cada uno de ellos tendrá un árbol de habilidad. En este árbol, tendremos la oportunidad de mejorar el personaje a nuestro antojo, eligiendo entre tres tipos diferentes de enfocar al antihéroe. En el caso de Deadshot, podremos hacerlo más especializado en «francotirador», en «bombardero» y «táctico». Cada uno de esos tipos de especialización, te darán más o menos estadísticas con las diferentes armas y equipo que posea el personaje. Por tanto, tendréis 30 niveles por personaje para elegir cuál será vuestra elección.

Un shooter en tercera persona con detalles del RPG

Suicide Squad: Kill the Justice League es un shooter en tercera persona que tiene diferentes detalles de otros géneros. Pese a que su denominación está dentro de la acción, el RPG brilla en menor medida pero está. A medida que vayamos usando a los diferente personajes, iremos ganando puntos de experiencia que irán destinados al contador individual de nuestro personaje, por lo que tendremos que jugar con todos para que vayan aumentando sus habilidades. Una vez alcancemos el máximo nivel, desbloquearemos un árbol de habilidad general que potenciará el ataque o la defensa de todos los personajes, por poner un ejemplo.

Hasta el momento, hemos hablado de todo lo principal: historia principal, personajes protagonistas, las diferentes habilidades de estos, etc. Pero tenemos que hablar de todo lo externo a esta, de todo lo que le da sentido al juego. La historia principal está muy bien, es adictiva pero, las secundarias consiguen darle el empuje necesario para que estés todo el rato pensando en poder conseguir algo más para seguir avanzando en la historia. Por no hablar que, en muchos de estos casos, conseguimos habilidades que no tendríamos si no disfrutamos de estas secundarias. Éstas, nos la mandarán los diferentes personajes históricos que nos vayamos encontrando a lo largo de la aventura.

Eso sí, cuanto más avances en la trama, más repetitivas parecerán, ya que habrás tenido la oportunidad de disfrutar de muchas de ellas. Por lo tanto, aunque sea algo esencial para disfrutar del juego, sí que es cierto que llega un punto en el que se sienten repetitivas. Por otro lado, el árbol de habilidad de cada personaje no es que asombre a nadie, son habilidades que hemos visto en muchos otros juegos. Por último, cada personaje tendrá una habilidad definitiva, un ataque de viaje y una ejecución especial. Estas sí que se diferencian entre unas y otras pero, no sorprenden demasiado.

Luego, cada personaje tendrá un menú en el que podremos seleccionar el equipo, tanto armas, granadas y diferentes objetos disponibles. Todos ellos estarán etiquetados según la rareza del producto, por lo que iremos consiguiendo mejores objetos dependiendo del nivel en el que nos encontremos. Esto provocará que al final del juego, consigamos diferentes armas, granadas y escudos que sean de gran nivel. Eso sí, tendremos que estar atentos a las sinergias entre unos y otros para conseguir el bonus por compaginar varios de un mismo proveedor.

DC nunca falla en el apartado audiovisual de sus obras

En cuanto al apartado gráfico del juego hemos vivido dos etapas muy diferentes que, quizás, ustedes no vayan a vivir. En un primer momento, descubrimos un juego que aun poniendo todo en máximo, daba la sensación de estar muy por detrás de lo establecido en otras plataformas (lo hemos jugado en PC). Sin embargo, llegó una actualización que cambió todo por completo. Para empezar, los gráficos que habíamos puesto por fin se podían disfrutar y el juego alcanzó unas cotas para quitarse el sombrero. Aun así, la profundidad del dibujado no es del todo buena y muchas veces no podemos atinar a un objetivo al que vemos claramente en la lejanía.

Por otro lado, hablamos del apartado sonoro. La banda sonora es espectacular, al nivel de las mejores películas de la franquicia. No puedo deciros cuánto tiempo he pasado escuchando la música del menú por las diferentes sensaciones que te transmite. Luego, el doblaje es espectacular. Es magnífico, tanto por su interpretación como por la perfecta adaptación al idioma de las diferentes bromas de los personajes. Para destacar, el doblaje del Rey Tiburón es algo monstruoso en el buen sentido de la palabra. En definitiva, la banda sonora, los efectos y el doblaje es de matrícula de honor.

Puntos Positivos

  • Una banda sonora espectacular
  • Un doblaje que deja en evidencia a todos los demás
  • La sensación de libertad que ofrece el movimiento
  • La variedad de armas y equipo que podemos utilizar
  • Una historia adictiva

Puntos Negativos

  • El apartado gráfico se podría mejorar un poco en la profundidad del dibujado
  • Las secundarias se sienten a la larga un tanto repetitivas
  • Los micropagos

Conclusiones

Suicide Squad: Kill the Justice League es un juego que merece ser probado mínimo una vez en la vida por todo lo que nos ofrece. Tenemos una historia que mezcla a la perfección la seriedad y el humor. Consigue convertir a los villanos en personajes a los que se le coge cariño. Por lo que en diferentes momentos tensos sentiremos cierta conexión con ellos que nos hagan luchar por sobrevivir. En definitiva, Suicide Squad: Kill the Justice League es el juego que no esperabas pero que necesitas.

PUNTUACIÓN

Historia
9
Jugabilidad
9,5
Apartado audiovisual
9
Innovación
7
Diversión
9

CONCLUSIÓN

Suicide Squad: Kill the Justice League es uno de esos juegos que hay que disfrutar mínimo una vez en la vida. Con sus errores y sus aciertos, es una experiencia que te ofrece lo que promete. Diversión, acción y una historia que mezcla perfectamente el humor con la seriedad. Además, su online nos dejará muchas horas de diversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis de Ultros para PlayStation 5

Analisis Ultros PS5 La burbuja de los metroidvania es una...

Análisis de Knock’Em Out

KNOCK'EM OUT ANALISIS: LUCHA LIBRE Y MUCHA SANGRE Como se...

Crítica de Perverso, la venganza nunca tuvo tantas caras

CRÍTICA PERVERSO - UNA NUEVA SERIE DE ALONSO LAPORTA...
Suicide Squad: Kill the Justice League es uno de esos juegos que hay que disfrutar mínimo una vez en la vida. Con sus errores y sus aciertos, es una experiencia que te ofrece lo que promete. Diversión, acción y una historia que mezcla perfectamente el humor con la seriedad. Además, su online nos dejará muchas horas de diversión.Análisis Suicide Squad: Kill the Justice League, un juego que por fin le hace justicia