Análisis Mario vs Donkey Kong: regresa el clásico duelo con múltiples novedades

Fecha

ANÁLISIS MARIO VS DONKEY KONG – ESTA NUEVA ENTREGA REVITALIZA POR COMPLETO EL YA EXISTENTE TÍTULO ESTRENADO EN 2004 CON NOVEDADES ADICTIVAS

La mayoría de jugadores actuales hemos crecido de la mano de diferentes compañías y sus inconfundibles mascotas. Sin embargo, no hay personaje más mítico ni más emblemático en el sector de los videojuegos que Mario. El fontanero que apareciera como personaje secundario en sus primeros juegos y que, finalmente, se apoderara del espectáculo, vuelve con un juego que a muchos les sonará o les recordará a principio de los años 2000. Concretamente en 2004, Mario vs Donkey Kong salió en Américo del Norte, Japón y Europa Occidental para Game Boy Advance. Con varios años en sus espaldas, esta entrega vuelve a lo más alto de Nintendo.

Y lo hace de una manera peculiar, ya que vuelve con el mítico duelo entre ambos personajes que coparon todas las portadas en aquellos maravillosos años. Pero esta vez, la confrontación es muy diferente y el motivo, aunque un tanto infantil, vuelve a llevarnos a una persecución sin fin para rescatar todos los juguetes de Mario que ha conseguido robar Donkey Kong. Estos juguetes tendrán una función muy especial aunque eso lo explicaremos a lo largo del análisis. Ahora, os invito a leer las siguientes líneas para devolveros al pasado con toques modernos.

Ni Donkey Kong se resiste a la publicidad

El inicio de la aventura que nos llevará en torno a 15-16 horas es muy simple. Donkey Kong, en una de sus tardes de tranquilidad, disfruta de los diferentes programas que emiten en la televisión pero, se ve abducido por unos juguetes que han salido a la venta de Mario. Ante esta necesidad, Donkey Kong se dirige a las diferentes tiendas de su alrededor pero todas le contestan lo mismo: ¡Sin stock!. Ante este problema, Donkey Kong se dirigirá a la fábrica de juguetes donde se elaboran y aprovecha para llevarse todos los que puede meter en su bolsa.

Ante este problema, los diferentes trabajadores llaman a Mario para comentarle el problema y buscar una solución. Como es lógico, la solución pasa por recuperar todos esos juguetes que ha robado Donkey Kong. Para ello, tendremos que perseguirlo a lo largo de 8 mundos en los que veremos todo tipo de mecánicas y enemigos a los que usar para conseguir nuestro objetivo. Al finalizar cada mundo, tendremos diferentes niveles en los que conseguiremos recuperar una parte del botín y por ende, debilitar a nuestro rival.

Eso sí, Donkey Kong no nos lo pondrá fácil y nos seguirá haciendo de las suyas para intentar quedarse con el mayor botín posible. Al término de esta aventura, el juego nos ofrece mucho más contenido en forma de modos exclusivos. Todos estos se consiguen una vez se termina la historia principal y conseguimos superar los diferentes mundos, ya sea con la estrella conseguido o sin ella.

Mario siempre consigue sorprender con algo nuevo

En cuanto a la jugabilidad, Mario vs Donkey Kong nos ofrece una serie de novedades con respecto a los juegos anteriores, incluido su inspiración, que nos enganchan a la historia. Eso sí, no os esperéis una revolución, son cambios sutiles que hacen que el juego sea mucho más atractivo y que, cualquiera que quiera jugar pueda disfrutar de él sin dificultad. Al fin y al cabo, esto es lo que hace a Mario grande, su facilidad para adaptarse a todo tipo de jugador, ya sea experimentado o inexperto. Para facilitar aun más, Mario vs Donkey Kong nos ofrece dos maneras de disfrutar el juego: en relajante y en normal.

El modo relajante está más enfocado en esos jugadores que disfrutarán el juego junto a su familia o son jugadores poco habituados a este tipo de juegos. En cuanto al modo normal, es lo suficientemente sencillo al principio como para enganchar y lo suficientemente complicado como para no resultar un mero trámite en sus mundos finales. Eso sí, hay que recordar que Mario vs Donkey Kong es un juego que se centra en los rompecabezas y el plataformeo. De ahí que, cuando vayamos avanzando en los niveles, nos vayamos dando cuenta de que son cada vez más difíciles y largos.

Para superar todos estos niveles, tendremos que usar las diferentes mecánicas que nos ofrece este juego. Al ser un título centrado en los rompecabezas, hay muchas mecánicas enfocadas a ofrecer variedad de resoluciones de una misma tarea. Sin embargo, Mario vs Donkey Kong nos ofrece una movilidad bastante agradable para poder sortear los peligros que nos acechan. Tendremos disponible la capacidad de dar un doble salto, ponernos haciendo el pino para evitar ladrillos, hacer un salto hacia atrás para evitar una tragedia y sobre todo, coger diferentes objetos para cambiarlos de lugar.

 

Todo esto, sumado a lo que ya conocemos como agacharnos, hace que Mario vs Donkey Kong sea un juego atractivo desde el primer momento. Además, los niveles van cambiando sus mecánicas y ofreciendo diferentes dificultades. Por ejemplo, tendremos niveles en los que unos pájaros buscarán tirarnos diferentes objetos, niveles en los que el suelo sea resbaladizo, niveles en los que tendremos que esquivar rayos situados en diferentes puntos del mapa, etc. En definitiva, Mario vs Donkey Kong tendrá mil maneras de hacernos «sufrir» y con las que poder respirar más tranquilo una vez superadas.

Luego, en cada mundo habrá cuatro tipos diferentes de niveles: los corrientes que nos ofrecerán un desafío que superar con algunas mecánicas nuevas; los niveles centrados en la recuperación de vidas, donde tendremos que recuperar una llave para abrir un cofre lleno de vidas; los niveles de los Mario Toy, donde tendremos que guiar a los diferentes juguetes hasta llegar a un baúl, cuantos más tengamos, más vidas tendremos para el desafío final y por último, el nivel definitivo donde peleamos contra Donkey Kong. En este último, se pone a prueba todas las mecánicas que hemos ido llevando a cabo a lo largo de los niveles previos.

La sorpresa llega cuando completamos la historia principal, momento donde desbloqueamos dos nuevos modos de juego: el modo contrarreloj y el modo experto. Estos nuevos niveles nos ofrecen hasta 16 mundos que disfrutar, cada uno con sus dificultades y mecánicas. Por lo tanto, Mario vs Donkey Kong es un juego que no se queda solo en la aventura en sí, sino que también aprovecha para ampliar el disfrute de sus jugadores.

En cuanto al cooperativo local, la verdad es que al principio está bastante escondido y puede ser incluso difícil de ver. Al tener primero que colocar los mandos en posición horizontal, no consigues ver durante la partida una manera de unirte hasta que lo haces desde el menú. Luego, han hecho algo bastante bueno y es que, los niveles cambian dependiendo de si lo juegas en solitario o acompañado de un amigo más. Cuando lo haces acompañado, tendrás también que conseguir una segunda llave que desbloquee la primera cerradura de las puertas. Todo un acierto para hacerlo aun más difícil.

Mario y Donkey Kong como nunca antes lo habías visto

 

Si en lo que al juego se refiere hay poco que criticar, menos hay en el apartado audiovisual. En cuanto a los gráficos, Mario vs Donkey Kong cuenta con un nivel de detalle casi enfermizo. Todo lo que vemos en pantalla, tanto en el dock como en modo portátil, está perfectamente detalle y con una paleta de colores que radian felicidad y diversión. Además, las pocas cinemáticas que tiene, las muestra a un nivel muy parecido al de la última película de Mario. Por ende, hay poco que criticar en este aspecto.

Sin embargo, aunque sigue siendo muy bueno, la banda sonora se queda un poco por detrás. No transmite esa sensación que sí hace el apartado gráfico. Hay veces en las que cambiamos de mundo y la música acompaña a lo que hay alrededor pero otras, el mundo se queda vacío ante una banda que no acompaña lo que vemos. Aun así, es un nivel muy alto en casi todo momento.

Conclusiones

Mario vs Donkey Kong es un juego muy divertido pero a la vez muy estresante. Si eres de esos que no pueden pasar de nivel sin conseguirlo todo, lo pasarás realmente mal en los últimos mundos. En cambio, si buscas una manera de divertirte con tus familiares, este juego te ofrece lo necesario para pasar grandes tardes junto a tus seres queridos. Con una paleta de colores envidiable, Mario vs Donkey Kong nos baña de felicidad y diversión.

Puntos positivos

  • El cooperativo local ofrece una nueva mecánica para diferenciarlo del modo solitario
  • Los gráficos están al nivel de la película
  • Las diferentes mecánicas a las que hay que hacer frente a lo largo de la aventura
  • Los modos disponibles una vez terminado el juego

Puntos Negativos

  • Una extrema dificultad en algunos momentos para conseguir la estrella
  • La banda sonora se queda por detrás del nivel medio del juego
  • No haber más personajes disponibles durante la aventura

Hemos realizado este análisis gracias a un código ofrecido por Nintendo de Mario vs. Donkey Kong para Nintendo Switch

 

PUNTUACIÓN

Historia
8
Jugabilidad
8,5
Apartado audiovisual
9
Innovación
8
Diversión
8,5

CONCLUSIÓN

Mario vs. Donkey Kong nos devuelve al pasado con una entrega que revitaliza la ya existente y que nos trae algunas novedades adictivas. Eso sí, es igual de familiar que desafiante, con los diferentes modos disponibles, nos ofrece una amalgama de dificultades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis de Ultros para PlayStation 5

Analisis Ultros PS5 La burbuja de los metroidvania es una...

Análisis de Knock’Em Out

KNOCK'EM OUT ANALISIS: LUCHA LIBRE Y MUCHA SANGRE Como se...

Crítica de Perverso, la venganza nunca tuvo tantas caras

CRÍTICA PERVERSO - UNA NUEVA SERIE DE ALONSO LAPORTA...

Análisis de House Flipper 2 para PlayStation 5

ANÁLISIS HOUSE FLIPPER 2 PS5 - UNA EXPERIENCIA COMPLETA Si...
Mario vs. Donkey Kong nos devuelve al pasado con una entrega que revitaliza la ya existente y que nos trae algunas novedades adictivas. Eso sí, es igual de familiar que desafiante, con los diferentes modos disponibles, nos ofrece una amalgama de dificultades. Análisis Mario vs Donkey Kong: regresa el clásico duelo con múltiples novedades