Análisis de Let’s Sing 2024 (PS4): un buen cambio de imagen con algunas controversias

Fecha

ANALISIS LETS SING 2024

Let’s Sing es una de esas franquicias que nos acompaña todos los años con nuevas ediciones, como suele ser el caso de otros videojuegos como Just Dance (party games) y especialmente aquellos relacionados con los deportes. En algunos casos, estos juegos pecan de falta de ambición y, cada año, deciden traernos lo mismo con ciertas novedades muy contadas. Esta es una de las críticas fundamentales que ha recibido Let’s Sing en los últimos años y que, finalmente, parece haber calado lo suficiente en sus creadores para dar un paso adelante con Let’s Sing 2024. La pregunta que nos toca responder ahora como jugadores es si ha sido suficiente o, incluso, si verdaderamente ha sido un cambio a mejor.

Let’s Sing 2024 nos llega de nuevo de la mano de Voxler y Plaion con un mismo espíritu: proporcionar a los jugadores un simulador de karaoke que puedan disfrutar en la comodidad de sus casas y con toda la compañía posible. Ante el estancamiento creativo que ha sufrido la franquicia en los últimos años, esta nueva edición nos ha llegado con una imagen completamente nueva, ya que se ha rediseñado gráficamente, se ha potenciado una interfaz más moderna y se ha modificado la estructura de los menús. Pero, para poder hacernos una idea de cómo es el juego, vamos a ir desgranándolo poco a poco.

Esta nueva edición de Let’s Sing nos propone otra forma de juego que, obviamente es heredera de lo anterior, pero no deja de ser novedosa. El modo Leyenda (que ya llevaba bastante tiempo implantado) ha dejado paso al modo Carrera, compuesto por siete capítulos en los que vamos a tener que ir evolucionando como cantantes con nuestro avatar. Daremos clases de canto, participaremos en concursos, realizaremos actuaciones y seguiremos nuestro camino hasta convertirnos en una gran estrella de la música.

Analisis Lets Sing 2024

Aquí entra en juego una de los grandes avances de esta propuesta: la creación de un avatar propio y completamente personalizable (si nos centramos solo en su aspecto superior, ya que todos los personajes del juego son cabezas gigantes con manos). No solo vamos a poder ponerle un nombre, sino también muchos otros aspectos como sus rasgos faciales, pelo, maquillaje, accesorios, micrófono y animaciones a la hora de cantar. En este sentido, Let’s Sing 2024 está bastante completo y denota un carácter muy festivo y juvenil que encaja bien con el nuevo estilo del juego.

Cabe decir que con la consecución de logros, se pueden ir desbloqueando más accesorios para personalizar a nuestro avatar todo lo posible. Una posibilidad para conseguir este tipo de recompensas se centra en Let’s Sing Music Awards (LSMA), un evento de temporada que permite a los jugadores conseguir premios temáticos especiales.

Este estilo también está muy presente en el nuevo modo Carrera, ya que nuestro personaje tiene su propia cuenta de redes sociales en la que va informando a sus seguidores sobre sus nuevas hazañas. Tanto en las publicaciones, como en las conversaciones de chat y en las charlas con otros personajes, el juego nos permite decidir entre varias opciones de diálogo. Aunque este aspecto no determina el transcurso de la historia, sí aporta un elemento más de implicación al juego. Además, conforme vamos conociendo más personajes, se crea una lista de contactos que podemos consultar para conocerles mejor.

Analisis Lets Sing 2024

Conforme vamos avanzando en este modo, se nos marcan diferentes pruebas y objetivos a conseguir como mantener ciertas notas o conseguir ciertas estadísticas. Esto nos permite, por un lado, conocer poco a poco las canciones que conforman el videojuego (ya que en las pruebas nos suelen dar a elegir entre dos de ellas) y, por otro lado, ir cogiendo práctica a la hora de cantar. Cabe decir que no vas a recibir grandes lecciones de canto, ya que el juego se conforma con que entones adecuadamente, pero es una ayuda que no viene mal.

No obstante, en este aspecto he encontrado algunas pegas importantes. Cuando te dan a elegir entre dos canciones para realizar alguna de estas pruebas o actuaciones, no hay ningún tipo de previsualización sonora de la canción, sino que simplemente aparece el título de la misma y su intérprete. Por tanto, como no hayas revisado previamente las canciones del videojuego o ya las conozcas, te puedes encontrar con ciertas dificultades a la hora de cantar, ya que vas a estar bastante perdido. También me he encontrado con pruebas a las que era algo difícil cogerles el truco pese a que el juego no tenga mucha dificultad, sobre todo por las canciones que se exigen en esos casos.

Analisis Lets Sing 2024

Más allá de este modo, Let’s Sing 2024 mantiene su modo Clásico y Feat (englobados ahora en Karaoke Zone) para hasta cuatro jugadores, pero descarta completamente el modo Let’s Party que permitía jugar en dos equipos formados por cuatro jugadores (y dos micros) que jugaban a modos aleatorios de canto. Del mismo modo, desaparece la opción de crear mixtapes (combinaciones de varias canciones para cantarlas en una sola toma), aunque sí que podemos crear listas de canciones para ir cantando los temas que queramos sucesivamente. También han eliminado el modo Jukebox que permitía escuchar las canciones del juego sin necesidad de cantarlas.

Los modos de karaoke que se han mantenido también tienen una imagen nueva que se aprecia tanto en el diseño del menú de canciones, como en la propia interfaz del juego durante el canto (el HUD). Aunque creo que ambas modificaciones con coherentes con el diseño visual del videojuego y su intención de acercarse al público más joven, sí considero que se ha dado un paso atrás en la interfaz principal del juego.

Analisis Lets Sing 2024

Let’s Sing ha pasado de un diseño bastante más minimalista y limpio a uno mucho más visual, recargado y, en mi opinión, un poco confuso. Anteriormente encontrábamos elementos en pantalla que eran un poco innecesarios o reiterativos (como el nivel del micrófono y la aparición de la letra en dos posiciones diferentes) y el error no ha estado en cambiar o eliminar eso, sino en la forma en la que se han distribuido los elementos y cómo se ha compuesto visualmente esa interfaz.

En esta nueva edición, tiene mucha más presencia nuestro avatar y el diseño de escenario que el videoclip de la canción y que la letra y la entonación que debemos seguir, que al final es lo más importante a la hora de disfrutar. Como jugadora, me resulta mucho más complicado seguir la letra y entonarla bien, ya que antes la letra acompañaba directamente a la entonación organizándose visualmente mediante colores y alturas. Sin embargo, ahora al aparecer tan abajo y tan pequeña respecto al resto de elementos, además de estar separada la entonación, da lugar a una experiencia de juego más confusa y frustrante.

También tengo mis dudas respecto al diseño general, sobre todo en lo referente a los videoclips. Antes servían de fondo visual y, aunque no aportasen mucho más al juego, eran un buen acompañamiento porque no molestaban o, incluso, tenían una atención positiva. Pero con estas nuevas modificaciones resultan más molestos debido a todo el otro movimiento que hay en pantalla con los avatares y, además, no se ven bien ni con definición suficiente, lo que afea bastante el conjunto.

Analisis Lets Sing 2024

En lo relativo a la lista de canciones, que incluye tanto temas internacionales como españoles, no he apreciado especialmente la selección. Más allá de que haya canciones que no conozco o artistas que no me llaman la atención, la lista no resulta demasiado memorable ni satisfactoria. Salvo algunas excepciones, está demasiado centrada en un tipo de música y público muy concreto, por lo que todos los que no se encuentren cómodos allí van a ver bastante más llamativo la selección que ofrece el Pase VIP incorporado en esta edición.

Y es aquí donde viene la controversia. Una de las principales novedades de Let’s Sing 2024 es la inclusión de este pase de pago que, además de ampliar nuestra lista de canciones con bastantes temas icónicos, también nos permite disfrutar de algunos modos exclusivos del juego. Es el caso del Main Stage, un modo que permite jugar de forma online con jugadores de todo el mundo y que, sin el pase VIP, nos deja simplemente disponible el modo Local Stage para la competición online en solitario.

Analisis Lets Sing 2024

No obstante, cabe preguntarse si este pase VIP es verdaderamente necesario o simplemente se han derivado algunas opciones del juego a este tipo de sistema. En mi opinión, el pase VIP merece la pena por sus canciones, sobre todo si estás con más gente que puede tener gustos y edades diferentes. En ese caso, te merece la pena pagar el precio de un solo mes y exprimir el juego a tope durante una noche o varios días.

Sin embargo, también pienso que Let’s Sing 2024 podría haber sido un juego mucho más completo si hubiera decidido añadir estos privilegios a su juego base. Esto habría aportado más innovación a su nueva apuesta y hubiera servido para fidelizar aún más a su público, sin correr el riesgo de desencantarle. Pese a ello, creo que la franquicia está tomando el mismo camino que muchos otros referentes del mercado a la hora de implantar un sistema de suscripción de pago dentro de un juego base, por lo que tampoco se le puede culpar demasiado por probar suerte en ese sentido.

Analisis Lets Sing 2024

Como puntos positivos, hemos podido encontrarnos con un Let’s Sing completamente renovado que se dirige de manera muy clara a su público y lo apuesta todo por convencerlo. En este sentido, merece darle una oportunidad a esta edición si eres un jugador habitual de estos party games y quieres tener una experiencia novedosa.

Pero como puntos negativos, considero que hay algunos aspectos de Let’s Sing 2024 a los que habría que darle una segunda consideración. El principal y más frustrante es la interfaz principal de juego por su diseño recargado y confuso, pero el segundo (y no menos importante) es la desigualdad que existe entre la lista de canciones base respecto a la del pase VIP, ya que no se ha sabido equilibrar bien a nivel de géneros, estilos, públicos y edades.

Este análisis ha sido realizado probando una copia para PlayStation 4

Let’s Sing 2024 fue lanzado el 7 de noviembre de 2024 y está disponible para Nintendo Switch, PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox One y Xbox Series X/S.

Recuerda que puedes consultar al análisis de la anterior edición.

PUNTUACIÓN

Jugabilidad
6.5
Sonido
7.5
Innovación
7.5
Gráficos
6.5

CONCLUSIÓN

Let's Sing 2024 se ha renovado completamente para ofrecer una experiencia mejorada a los jugadores después de varios años de estancamiento creativo. Este paso al frente ha traído numerosas ventajas (como su modo Carrera, la personalización de avatares o la organización de los menús), pero también algunas controversias como su interfaz principal de juego caótica y la inclusión de un pase VIP que se reserva las mejores canciones.
Laura Carnicer Santos
Laura Carnicer Santos
Cineasta en progreso. Graduada en Comunicación Audiovisual. Estudiante de cine. Jefa de la sección de Cine y Series.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis de Red Glare

ANÁLISIS RED GLARE No sólo de triples A vive la...

Análisis de Spirit Hunter: Death Mark II

Análisis de Spirit Hunter: Death Mark II ¿Sabéis cual no...

Análisis de AK-Xolotl para PlayStation 5

ANÁLISIS AK-XOLOTL PS5 - HAPPY TREE FRIENDS ESTARÍA ORGULLOSO El...

Análisis de Alisa Developer´s Cut para PlayStation 5

ANÁLISIS ALISA DEVELOPERS CUT PS5 - NOSTALGIA PURA Y...
Let's Sing 2024 se ha renovado completamente para ofrecer una experiencia mejorada a los jugadores después de varios años de estancamiento creativo. Este paso al frente ha traído numerosas ventajas (como su modo Carrera, la personalización de avatares o la organización de los menús), pero también algunas controversias como su interfaz principal de juego caótica y la inclusión de un pase VIP que se reserva las mejores canciones.Análisis de Let's Sing 2024 (PS4): un buen cambio de imagen con algunas controversias