Análisis de Voice of Cards: The Beasts of Burden

Fecha

ANÁLISIS THE BEASTS OF BURDEN – VOICE OF CARDS – YOKO TARO

Hace ya casi un año cuando Square-Enix volvía a innovar en el género de los JRPG anunciando la primera entrega de Voice of Cards, que fue concebido bajo el seño del director creativo Yoko Taro a quien todos recordaremos por NieR/Drakengard.

Lo que nadie se esperaba, es que en un periodo de tiempo tan corto se publicaran no dos, sino hasta tres entregas, siendo la última de ellas la que venimos a tratar hoy: The Beasts of Burden.

Y es que aunque recoge con acierto varios elementos de sus antecesores -algunos buenos, otros no tanto-, también introduce mejoras jugables en la saga, y en NextGame queríamos tomar cartas en el asunto.

Humanos contra monstruos, la humanidad al borde de la extinción

El argumento de esta tercera entrega -la cual insistimos, se puede jugar de forma independiente respecto a los anteriores-, es ya todo un cliché en el universo de Yoko Taro, pues la humanidad una vez más se encuentra al borde de la extinción en su lucha contra los monstruos, que ha obligado a la población a vivir dividida en y constante lucha.

Aquí nos pondremos en la piel de una joven chica que pierde su hogar a mano de estas feroces criaturas, y más allá de su deseo de venganza, sueña con ver el cielo estrellado en un mundo donde nunca anochece.

Análisis The Beasts of Burden
Argumentalmente empieza fuerte, pero va de menos a más.

Al igual que el resto de entregas, su duración está repartida en unas 25 horas como máximo y completando la mayoría de las tareas secundarias por el camino. También, y es como es muy habitual en el creativo, hay muchos giros en la trama, por lo que nada es lo que parece en un principio.

Este hecho gustará de manera muy grata a los fans de Taro, pues el juego respira su ambientación y oscuridad más incluso que las anteriores entregas, llegando a encontrar algunos hechos que en cierto modo conectan con la historia de NieR.

Hazte con todos los monstruos

Así pues, descubriremos que tenemos el poder de de convertir a los monstruos en cartas, lo que nos permite usar su poder en combate, y aunque este dato tiene un fuerte componente en la trama que afecta a todo lo largo de la historia, también es su principal novedad jugable.

Del mismo modo que la segunda entrega difería de la primera en que podíamos elegir a los miembros de nuestro grupo por parejas, permitiendo estrategias de combate muy diversas, en esta ocasión han dado un paso más en este aspecto.

Ahora las técnicas de nuestros cuatro aliados no se aprenden conforme subimos de nivel, sino que a medida que atrapamos criaturas, podemos equiparnos hasta un máximo de 5 por personaje, eligiendo entre las casi sesenta que hay disponibles.

Análisis The Beasts of Burden
Podremos reclutar monstruos para usarlos en combate como si fueran técnicas, por lo que las opciones de batalla son aun mas enormes.

Además, a base de repetir combates y suerte, podemos mejorar estas técnicas/cartas, lo que alarga considerablemente el tiempo de farmeo, pero nos permite prepararnos mejor para los combates.

Respecto a esto, podemos decir que nos ha parecido la entrega más fácil de todas, pero también la que más preparación previa al combate nos ha dejado, así como la que más variedad de estrategia ofrece, siendo una entrega muy abierta en este aspecto, y que gustará a los amantes del género.

Un mundo precioso, pero demasiado lineal

Si algo nos gustó de la segunda entrega, es que desde casi el comienzo podíamos explorar el ancho mar y ofrecía más libertad que nunca en su mundo abierto. Esto se ha perdido por completo en esta entrega, y aunque disponemos de mapa mundo, la trama se desvelará casi en línea recta.

Como recordaréis, para revelar el mapa tendremos que movernos a través de cartas, algo que se ha mantenido intacto -incluso muchas animaciones-, pero debemos asegurar que en la exploración de las mazmorras nos hemos sentido mucho más cómodos.

Y es que ya no son solo salas grandes esperando que las revelamos, sino que hay algún que otro minijuego así como acertijo, lo cual aporta algo de diversión sin tener que gastar demasiada masa gris.

Análisis The Beasts of Burden
En los escenarios tendremos que resolver algunos acertijos que son la novedad de la entrega.

Audiovisualmente está a la altura de la saga

También la variedad de escenarios y enemigos nos ha parecido la más completa, aunque sus misiones secundarias se limitan básicamente a capturar monstruos, siendo mucho más limitadas las side-quest y echando bastante de menos el Coliseo de la segunda entrega.

A nivel de gráficos, y como ya hemos dicho, repiten muchos escenarios de las anteriores entregas, pero a su vez, es la que más aporta nuevos, dejando una mazmorra final que supondrá un tiro en la frente para los amantes de Taro.

Si tenemos que buscar una pega en este sentido, es que el juego ha perdido gran parte de su frescura, que pese a ser muy original en los inicios, se vuelve repetitivo y algo lento en el avance -y más si llevamos tres entregas en menos de un año-.

Análisis The Beasts of Burden
La exploración es más limitada en esta entrega, se ha vuelto más lineal y con menos eventos.

Conclusiones

Square-Enix repite originalidad con la tercera parte de su saga de rol más discreta hasta el momento. The Beasts of Burden nos resulta la entrega más completa y divertida que hay, pero peca en algunos errores de las anteriores entregas que aún no han sido resueltos.

Hablamos de elementos como la lentitud en batalla o la exploración; en cuanto asumes que estás ante un juego de rol clásico solo que diseñado con cartas, pierde el encanto y se hace algo lento, por lo que echamos de menos opciones de personalización que nos permita saltar efectos.

Por lo demás, el sistema de combate ha sido mejorado una vez más para ofrecer más opciones y estrategias que encantarán a los amantes del género, y que los fans de sagas como NieR o Drakengard no deberían perderse… por si acaso.

Puntos positivos:
  • Su mezcla entre JRPG y rol con naipes sigue siendo divertido.
  • El sistema de captura de monstruos para usarlos en combate es un paso adelante en la saga.
  • La historia huele a Yoko Taro por los cuatro costados.
Puntos negativos:
  • Algo lento en batallas y animaciones.
  • Pierde frescura si ya has jugado a las anteriores entregas.
  • Los personajes pierden personalidad por como está contada la trama.

Hemos realizado el análisis de Voice of Cards: The Beast of Burden con una copia ofrecida por Koch Media para PlayStation 4.

PUNTUACIÓN

Historia
8
Jugabilidad
8.5
Gráficos
7
Diversión
8
Duración
6

CONCLUSIÓN

Yoko Taro y su equipo vuelven con la entrega más divertida de Voice of Cards que a su vez cuentan con la historia más profunda y oscura de todas, la cual guarda sorpresas para los fans de otra saga. Sin embargo, no corrige todos los problemas de las anteriores entregas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

FIFA 23 detalla sus mejores jugadoras

FIFA 23 MEJORES JUGADORAS DETALLADAS A lo largo de todos...

Se anuncia Yum Yum Cookstar

Yum Yum Cookstar anunciado para consolas y PC Ravenscourt y...

Maniac Mansion podría estar más cerca que nunca de volver a entrar en escena

MANIAC MANSION PUEDE VOLVER TRAS EL REGRESO DE MONKEY...
Yoko Taro y su equipo vuelven con la entrega más divertida de Voice of Cards que a su vez cuentan con la historia más profunda y oscura de todas, la cual guarda sorpresas para los fans de otra saga. Sin embargo, no corrige todos los problemas de las anteriores entregas.Análisis de Voice of Cards: The Beasts of Burden
X