Análisis de Rivalia: Dungeon Raiders, la prueba palpable de que PlayStation Talents necesita una reevaluación

Fecha

RIVALIA DUNGEON RAIDERS ANALISIS

La marca PlayStation es potentísima. Sin duda. Por ello, su programa PlayStation Talents se presenta en teoría como una notable oportunidad para ayudar a consolidar la industria del videojuego en España desde la misma base. Así, aquellas estudios que están dando sus primeros pasos pueden beneficiarse de colaborar con un auténtico gigante. Dicho esto, ¿el sistema funciona? La llegada de una obra como Rivalia: Dungeon Raiders puede ayudarnos a responder esa pregunta.

Adelanto que la experiencia no ha sido demasiado positiva.

Una historia mínima

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

Rivalia: Dungeon Raiders ha sido desarrollado por el estudio vasco Fsix Games. Se trata de un ARPG con elementos roguelite. Se ambienta en el reino de Rivalia, cuyo castillo ha sido maldecido por el demoníaco bufón llamado Cicerón. Como consecuencia, sus estancias han caído en un bucle espacio-temporal que las transforma en mazmorras laberínticas plagadas de enemigos.

En este contexto, manejamos a cuatro héroes con un pasado dramático que buscan derrotar a Cicerón para salvar el reino y lograr la catarsis. De esta manera, tras un tutorial que nos enseña los controles básicos, acabamos en la plaza del castillo. Es nuestra base, nuestro lugar seguro, donde podemos comprar y vender componentes, fabricar runas, crear pociones y, en definitiva, prepararnos para nuestra siguiente incursión.

En cuanto a la historia, no hay mucho más. No esperemos giros de guion ni un desarrollo argumental complejo que cause dilemas morales en los personajes para llevarlos a un siguiente nivel. Está claro que ha existido la intención de centrarse en el combate, pero esto no justifica la falta de atención puesta en este aspecto.

Por otro lado, los personajes conversan mientras exploran y pelean. No hay doblaje, de manera que se trata de texto situado en la esquina superior derecha con letra pequeña. Resulta bastante complicado leer estas intervenciones mientras combatimos. De todos modos, no nos perdemos demasiado, pues las mismas conversaciones se repiten constantemente y cansan muy rápidamente.

Un mundo clónico

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

Rivalia: Dungeon Raiders nos enfrenta a seis mazmorras llenas de enemigos. Al final de cada una de ellas, debemos derrotar a un jefe. Todo esto, sin mapa. No tardamos mucho más de 15 minutos en superar estos escenarios. En cierto modo, lo agradecemos, pues estas localizaciones son repetitivas y cuentan con una personalidad bastante genérica.

No hay una genuina sensación de exploración. Pese a dividirse en salas comunes de castillo, calabozos y espacios infernales, el diseño del entorno carece de mimo. La experiencia se reduce a limpiar estos sosos escenarios de enemigos que aparecen por generación espontánea. Es algo increíblemente simple.

Un componente RPG limitado

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

Tenemos una sanadora, un arquero, un golem y una caballera a nuestra disposición. Lo habitual. Sus habilidades están bien diferenciadas. Asimismo, el cambio entre personajes es relativamente cómodo (con la cruceta en PS4), de modo que se nos da la posibilidad en los enfrentamientos de aprovechar con cierta soltura las fortalezas de cada uno.

Ahora bien, la personalización de nuestros protagonistas es muy escasa. No hay árbol de habilidades ni posibilidad de mejorar directamente unos parámetros sobre otros, de manera que estos se incrementan de forma general al ganar experiencia en los combates. El único elemento personalizable recae sobre las runas, que podemos crear o encontrar en las diferentes mazmorras.

Estas runas se aplican sobre 5 ranuras con las que cuentan nuestros héroes y aportan vitalidad, fuerza o maná. Aquí acaba todo. No hay ningún tipo de opción en cuanto a armas y equipamiento. Incluso si se asume que es un proyecto pequeño, resulta inevitable sentir una falta de ambición en este aspecto.

Aún así, es necesario ganar experiencia, subir de nivel y experimentar con las runas dentro del estrecho margen proporcionado por el propio juego. De lo contrario, las fases finales se vuelven especialmente complicadas, pues la dureza de los enemigos se incrementa notablemente.

En este sentido, cobra importancia la existencia en la plaza del castillo de un tablón de anuncios que nos permite, a cambio de establecer una limitación para nuestra próxima incursión (por ejemplo, que las runas pierdan su efecto), aumentar el número de tesoros que podemos encontrar. Es una forma efectiva de mejorar nuestras habilidades y aporta algo de variedad dentro de la monotonía general que caracteriza a la obra.

Un combate caótico y unos movimientos toscos

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

Ya he comentado que la jugabilidad se centra en el combate. El problema radica en que este apartado del juego tampoco está a la altura. Es fácil sentirse confuso e impotente en estos enfrentamientos. Principalmente, porque los movimientos y los ataques de los personajes son muy poco fluidos.

No ayudan decisiones como tener que pulsar constantemente R1 para que los protagonistas vayan a una velocidad relativamente normal, así como no habilitar ninguna manera de dirigir nuestros ataques a distancia. Prácticamente, nos vemos casi obligados a situarnos cerca de los enemigos, no movernos mucho y atacar al bulto.

Un apartado visual simplón y un sonido desesperante

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

La dirección artística no destaca especialmente por nada. Todo luce genérico y falto de chispa, personajes y escenarios incluidos. Por su parte, el apartado gráfico parece provenir de una generación más añeja que aquella a la que PS4 pertenece. Otras cuestiones como el hecho de que se aprecien ciertos «saltitos» en el movimiento de los personajes, así como el diseño de una cámara que frecuentemente nos dificulta la visión con la presencia no deseada de ciertos objetos (árboles, por ejemplo), no hacen más que echar leña al fuego.

En cuanto al apartado sonoro, cabe llamar la atención sobre una banda sonora que, de tanto repetir sus pistas (no muy memorables, por otro lado), altera los nervios del más paciente. Es otro factor que contribuye a hacer que esta obra parezca más larga de lo que realmente es (lo que, sin duda, no es la mejor señal para un videojuego).

Una obra para reflexionar sobre PlayStation Talents

Rivalia Dungeon Raiders Analisis

Rivalia: Dungeon Raiders cuenta con una batalla final que, aún arrastrando todos los problemas mencionados, se caracteriza por aportar una cierta personalidad y deja un sabor de boca más agradable que el resto del juego. Quizás se trate de la señal de que los miembros de Fsix Games, pese a todo, cuenten con el talento suficiente para hacer una obra más que digna.

Entonces, ¿cómo han podido diseñar un título con unas limitaciones tan evidentes en cuanto a jugabilidad, originalidad y aspectos técnicos? En mi opinión, es una pregunta que debe responder Sony Interactive Entertainment. Quizás PlayStation Talents no cuenta con los recursos suficientes o las desarrolladores seleccionadas necesitan más tiempo.

Puede que, simplemente, este programa necesite una importante reevaluación que dé lugar a la creación de juegos con una calidad superior. Esto ayudaría a fortalecer la credibilidad de nuestra industria, pero también de Sony, así como de las marcas PlayStation y, particularmente, PlayStation Talents.

Todos nos merecemos algo mejor.

Puedes jugar a Rivalia: Dungeon Raiders desde el pasado 5 de octubre en PlayStation 4 y PC.

Aquí tienes más análisis realizados por nuestro equipo.

Hemos realizado este análisis gracias a un código facilitado por Sony

Puntos positivos
  • Su corta duración reduce el peso de sus limitaciones
  • Su batalla final es un rayo de luz
  • Fsix Games tiene mucho margen de mejora
Puntos negativos
  • Una historia anecdótica
  • Unos combates confusos y una movilidad tosca
  • Una falta de originalidad y chispa en casi todos sus elementos

 

 

 

 

PUNTUACIÓN

Historia
5
Jugabilidad
4
Gráficos
5
Sonido
4
Innovación
5

CONCLUSIÓN

Rivalia: Dungeon Raiders se queda corto en todo lo que propone. No te enganchará por su historia, sus mecánicas o su originalidad. Fsix Games tiene la oportunidad de aprender de todos los errores cometidos en este proyecto. Se merecen el beneficio de la duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis de Soccer Story

ANALISIS SOCCER STORY Mezclar RPG y futbol… ¿Qué puede salir...

Análisis de Let’s Sing 2023

Let's Sing 2023 Análisis Os traemos el análisis de Let's...

Análisis de Tactics Ogre Reborn en PS5

ANÁLISIS TACTICS OGRE REBORN EN PS5 Corría el año 1995...

Análisis de Gungrave G.O.R.E.

ANÁLISIS GUNGRAVE G.O.R.E. ¿Alguna vez habéis lamentado que alguna de...
Rivalia: Dungeon Raiders se queda corto en todo lo que propone. No te enganchará por su historia, sus mecánicas o su originalidad. Fsix Games tiene la oportunidad de aprender de todos los errores cometidos en este proyecto. Se merecen el beneficio de la duda.Análisis de Rivalia: Dungeon Raiders, la prueba palpable de que PlayStation Talents necesita una reevaluación