Análisis FOBIA – St. Dinfna Hotel

Fecha

ANALISIS FOBIA ST DINFNA HOTEL

Los juegos de terror, para empezar, suelen ser ya de por sí un motivo de división. Hay gente que disfruta muchísimo con esa sensación de miedo, de agobio y de claustrofobia. Otros tanto, no quieren ni acercarse a esos juegos porque ya saben que lo pasaran mal.

Una vez hecha esa advertencia, para analizar Fobia – St Dinfna Hotel hay que tener claro que, a poco que seas del primer grupo y tengas algo de experiencia previa en haber jugado a juegos de terror, sabrás que será un juego que te gustará pero, por el contrario, será un juego que no te descubrirá nada nuevo.

CONTEXTO E HISTORIA

La historia (o el inicio de la misma) empieza con un prólogo en el que te despiertas en una celda de una cárcel. Eso sí, posteriormente y en los primeros compases del juego, el protagonismo lo acapara el hotel en el que te despiertas. Eres el periodista Roberto Leite Lopes y estás en ese hotel como si fueras Iker Jiménez y te adentraras en querer descubrir la verdad sobre ese extraño hotel del que se han escuchado rumores e historias que quieres desvelar por tu cuenta. Dicho Hotel se sitúa en la región de Treze Trilhas, en Santa Catarina.

Llegas de la mano de tu amiga Stephanie que te espera en el hotel, se supone, y con la quien debes contactar para, juntos, poder descubrir la verdad sobre los misterios que ocurren en dicho Hotel.

Como habrás visto, la premisa no es para nada disruptiva pero no por ello deja de ser sugerente. Siempre es bueno tener un planteamiento inicial abierto que deje lugar a la imaginación del jugador para, a medida que avanzamos, ir soltándonos más pistas y detalles de la historia con las que ir «atando cabos» y ver si estábamos en lo cierto cuando nos pensábamos esto o aquello.
También, para contextualizar, hemos de aclarar que nos encontramos ante la primera obra de un estudio muy joven, Pulsatrix, fundados en 2018 y Fobia es su primer juego

JUGABILIDAD

Una vez puestos en contexto, toca hablar de la propuesta jugable. Se podría resumir en una frase: «La sombra de Resident Evil es alargada«. Y esto es bueno, no es nada «criticable», pero si que es algo de lo que conviene «advertir». El motivo es que mucho de lo que vamos a ver en el juego (que detallamos seguidamente) ya lo hemos visto anteriormente y, aunque se recogen elementos de otros juegos, la mayoría los hemos visto en algunas de las entregas de la saga de Capcom.

La vista es en primera persona (como Resident Evil 7 en adelante) y una de las claves del juego es la gestión de tu limitado inventario, con el clásico inventario por cuadriculas. Además, también tenemos los típicos baúles para gestionar el exceso de inventario o recoger objetos que necesitamos rescatar. Y además de los baúles, tenemos el equivalente de las máquinas de escribir de los primeros Resident Evil, en este caso un reloj de pared que se «sincroniza» con nuestro reloj de bolsillo para poder guardar la partida.

Hasta ahí, nada nuevo. La munición también será limitada y cada bala cuenta, ya que el hotel estará habitado por monstruos a los que debemos eliminar (también podemos huir de ellos pero esta mecánica no funciona tan bien como en otros juegos como Outlast o Amnesia). Sobre los enemigos, aunque también tendremos momentos de enfrentamientos contra jefes, no son muy variados y realmente hay muy pocos tipos, siendo casi siempre el mismo tipo de enemigo (al que habrá que disparar en su corazón para una pronta eliminación).

El sistema de curación también es muy similar: en lugar de plantas o diferentes tipos de plantas tenemos vendas, apósitos y alcohol, que podemos combinar para una mayor curación. También habrá botiquines que nos curen el 100% de salud.
Y hasta tendremos nuestro particular Némesis que nos perseguirá por el hotel (aunque realmente no da mucho la tabarra)

Quizás el gran añadido a las mecánicas clásicas de la saga Resident Evil es el poder contar con un cámara de fotos que nos permite ver «otra realidad». Esa visión nos servirá para avanzar en según que puzles o incluso para poder abrir cajas opciones que nos surtirán con preciados ítems. Otro añadido que no tienen los Resident Evil más clásicos es que a lo largo del juego iremos encontrando unas esferas que nos darán «puntos» con los que subir de rango algunas habilidades o desbloquear mejoras para las armas o el personaje.

El juego es bastante lineal y siempre tendremos más o menos clara la ruta a seguir. Para mayor inmersión, las opciones del juego deshabilitan por defecto el saber que es lo que tienes que hacer, para que recurras a tus anotaciones a modo de guía, sin ser tan explicito como para que te digan: «ves al sótano». Además carecemos de mapa en nuestra posesión aunque lo podremos consultar en alguna de las estancias del Hotel.

Así pues, y para acabar con este bloque, estamos ante una jugabilidad ya vista anteriormente que no revoluciona el género pero que, a pesar de los años, funciona muy bien. El balance entre la «acción» o momentos de terror y la resolución de puzles decae claramente hacia éstos últimos: la resolución de puzles (también de manera muy clásica: recoger llaves para puertas que no nos dejan pasar, buscar cierto ítem que nos permita avanzar o que lo necesitemos como pieza para otra pieza etc) es la que más protagonismo tiene.

Los momentos de acción están ahí y el juego no los abandona, pero la mayor parte del tiempo la pasarás estrujándote el cerebro (no mucho, no son muy complicados) para encontrar la pieza que te falta para seguir adelante.

GRÁFICOS, DURACIÓN Y DETALLES

El juego, aunque desarrollado en Unreal Engine, tiene unos gráficos correctos. Sin ningún tipo de alarde, la mayoría de ellos lucen bien pero sí que se le ven las costuras en alguna textura examinada de cerca (hola, puerta de FF7) o en alguna animación un poco tosca.
Se hace un buen uso de la iluminación y realmente la ambientación está muy lograda. Las voces y los subtítulos están en inglés (aunque puedes optar por el lenguaje original del juego, el brasileño).

Al haberlo probado en PS5, podemos decir que no se hace un uso específico de la vibración háptica del Dualsense, y se limita a una vibración estándar para los momentos de tensión.

La duración aproximada es de entre 10 y 13 horas, dependiendo mucho de lo hábil que seas con los puzles o de lo lejos que te quedó el guardado antes de que acabaran contigo….
Cuando acabas la historia, tienes también un modo New Game + con todas las armas desbloqueadas desde el principio. Además también tienes ciertos «coleccionables» durante el juego a modo de «recuerdos» de otras épocas, puesto que el juego también juega con la ambientación no sólo en la época actual (y ahí lo dejamos).

CONCLUSIONES

Como conclusión, estamos ante un juego que, a pesar de ser lo que podríamos llamar un indie, no se amedrenta ante los grandes clásicos y su propuesta, aunque poco innovadora y arriesgada, resulta en un producto muy redondo y que hará las delicias de los fans de los Resident Evil más clásicos.

PUNTUACIÓN

Historia
7.5
Jugabilidad
8
Gráficos
7
Innovación
5.5

CONCLUSIÓN

A poco que te gusten los juegos de terror, dale una oportunidad a este titulo ya que, a pesar de que no verás mucha innovación, disfrutarás de unas cuantas horas resolviendo puzles y pasando algo de miedo y tensión.
Oscar M. G.
Amante de los videojuegos, de todos!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Análisis de Sofiya and the Ancient Clan

SOFIYA AND THE ANCIENT CLAN ANÁLISIS NINTENDO SWITCH En estas...

Análisis South of the Circle

ANALISIS SOUTH OF THE CIRCLE Antes de entrar de lleno...

Análisis Turtle Beach Stealth 600 Gen 2 Max

Review Turtle Beach Stealth 600 Gen 2 Max Una vez...

Análisis de Digimon Survive

ANALISIS DIGIMON SURVIVE - NO ME LO ESPERABA DE...
A poco que te gusten los juegos de terror, dale una oportunidad a este titulo ya que, a pesar de que no verás mucha innovación, disfrutarás de unas cuantas horas resolviendo puzles y pasando algo de miedo y tensión.Análisis FOBIA - St. Dinfna Hotel
X