Análisis de Definitely Not Fried Chicken

Fecha

ANALISIS DEFINITELY NOT FRIED CHICKEN

Históricamente, una parte importante de los tipos de juego que ha habido, hay y habrá en el mundo de las consolas y del PC son los juegos de gestión. De este tipo de juegos hay muchos: podemos gestionar un país, un parque de atracciones, un hospital, etc. Pero de vez en cuando surgen propuestas un poco alocadas por las que se mezcla la «seriedad» de la gestión con lo alocado del trasfondo. Y esto es lo que nos ha pasado al analizar Definitely Not Fried Chicken. Sigue leyendo para ver que nos ha parecido.

CONTEXTO Y ASPECTOS BÁSICOS

Normalmente me gusta empezar los análisis que escribo situando la «historia» del juego: en que mundo se desarrolla, que personaje seremos etc. Con este juego hay que tirarlo casi todo a la basura y basta con decir que nuestro papel será el de gestionar lo que por fuera parece un restaurante de comida rápida (el título juega con las siglas de KFC y él mismo se proclama DNFC) pero esconde un negocio de drogas en todo su esplendor.

Así pues, si recordamos clásicos de este tipo de juegos como pueden ser los Theme Hospital o incluso Sim City, lo que tenemos delante es un juego de gestión donde nos tocará encargarnos de múltiples tareas y, entre otras cosas, no caer en la bancarrota de nuestro negocio

DEBUT EN EARLY ACCES

Hemos de aclarar que el trabajo de Dope Games se ha estrenado el pasado día 18 de enero bajo el formato de early-acces en Steam. Por ello, hemos de ir sobre aviso que lo que encontraremos es un producto cuya forma no es la definitiva y a la que le falta optimización y contenido.

La propia idea del estudio es estar unos 6 meses bajo este formato antes de su lanzamiento definitivo. Os dejamos a continuación su «roadmap» previsto:

Y realmente se ven, a lo largo de nuestra experiencia, varios bugs y errores que, a pesar de no lastrar del todo la experiencia sí que te hacen ver que al producto le faltan muchas horas de trabajo encima.

Desde algún glitch que te permite conseguir dinero infinito hasta bugs menores, son varios los aspectos que deben mejorar de cara a su lanzamiento definitivo.

BASE JUGABLE

Como decíamos, ante una base jugable que para muchos puede llegar a aburrir (no son pocos los detractores de esta tipo de juegos) el estudio le añade ese «toque cachondo» y ese «mundillo» de la droga que tan bien le sienta. La idea tiene mucho potencial y realmente hay cosas que nos han gustado. Por ejemplo la idea de estimular a los negocios locales con medicamentos para obtener mejoras y tecnología está muy bien implementada en el juego y tiene mucho potencial.

En cambio, hay aspectos como el relacionado con las entregas que no están muy bien llevados a cabo. Éstas parecen enormes (8 cajas de producto), pero nuestro primer vehículo solo tiene una caja. Ello provoca que las fases iniciales del juego sean muy lentas pero además que sudes tinta para mantenerte a flote a pesar de tener stock.
Si perdonamos algunos de sus fallos, la base jugable es divertida y puedes pasar unas horas entretenidas intentando ser el nuevo Gus Fring de «Los Pollos Hermanos». Pero debemos ser conscientes de sus carencias.

RENDIMIENTO Y DEMÁS ASPECTOS

El juego, como es obvio, no necesita de grandes requerimientos técnicos para ejecutarse. Aún así si que hemos notado tiempos de carga algo elevados (sobretodo si tenemos en cuenta las texturas y calidad de lo que se está cargando).

De momento el juego viene en varios idiomas además del inglés pero no aún el español, así que deberás dominar el inglés si no quieres perderte.

Hemos probado también el juego en Steam Deck pero no lo recomendamos ya que, además de tiempos de carga aún más largos, la versión de Proton no asegura un rendimiento cómodo. Así como el «button-maping» no es del todo acertado.

Visualmente es muy sencillo y aquí ya entramos en un aspecto muy personal, pero a mi el modelado de las personas no me ha gustado

CONCLUSIONES

Se trata de un juego de gestión con un trasfondo que puede servir de reclamo para todo aquel que este tipo de juego nunca le haya llamado la atención por la seriedad de su propuesta pero que aún se encuentra en un estado algo «precario» y son varios los bugs y errores que nos hemos encontrado.

Si perdonas su estado actual y eres consciente del margen de mejora, puede ser un buen juego para iniciarse en este tipo de juegos que muchas veces pasaban algo desapercibidos

PUNTOS FUERTES

  • Puede servir como puerta de entrada a los juegos de gestión
  • Lo alocado de la propuesta y su trasfondo

PUNTOS DÉBILES

  • El estado actual del juego aún necesita mucho trabajo
  • Puede pasar algo desapercibido por el tipo de juego que es

PUNTUACIÓN

Jugabilidad
7
Gráficos
5
Entretenimiento
7.5
Innovación
6

CONCLUSIÓN

Si aceptas sus bugs y errores y asumes que es un juego en formato early-acces al que le queda mucho trabajo por delante, seguramente encuentres mucho entretenimiento en su propuesta de juego de gestión con un trasfondo alocado
Oscar M. G.
Oscar M. G.
Amante de los videojuegos, de todos!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡Comparte la noticia!




Últimos análisis

Más noticias como esta
RELACIONADAS

Si aceptas sus bugs y errores y asumes que es un juego en formato early-acces al que le queda mucho trabajo por delante, seguramente encuentres mucho entretenimiento en su propuesta de juego de gestión con un trasfondo alocadoAnálisis de Definitely Not Fried Chicken